"Mientras haya manos capaces de darse para siempre, la liberación es posible." Padre Cacho